Pastel de cereza crujiente por la rebanada ūüćí

 

El Pastel de Cereza Crisp es un delicioso postre que combina los sabores de las cerezas, un bizcocho esponjoso y un crujiente topping dulce. Es el dulce perfecto para satisfacer tu antojo de algo dulce.

Para hacer el Pastel de Cereza Crisp, comienza preparando el relleno de cereza. En una cacerola, combina cerezas frescas o congeladas, az√ļcar y un toque de jugo de lim√≥n. Cocina la mezcla hasta que las cerezas est√©n suaves y el l√≠quido se haya espesado a una consistencia de jarabe. Deja enfriar y reserva.

A continuaci√≥n, prepara la masa del bizcocho. Bate juntos mantequilla y az√ļcar hasta que est√©n cremosos y suaves. Agrega los huevos uno a uno, seguidos de extracto de vainilla. En otro recipiente, mezcla harina, polvo de hornear y sal. Agrega gradualmente los ingredientes secos a la mezcla h√ļmeda, alternando con leche. Mezcla hasta que est√© bien combinado.

Vierte la mitad de la masa del bizcocho en un molde previamente engrasado y enharinado. Distribuye uniformemente el relleno de cereza sobre la masa. Cubre con el resto de la masa y alisa la superficie.

En un recipiente aparte, mezcla harina, az√ļcar moreno, avena y mantequilla para hacer el crujiente. Mezcla hasta obtener una textura de migas gruesas. Espolvorea el crujiente sobre la masa del pastel.

Hornea el Pastel de Cereza Crisp en un horno precalentado a 350¬įF (175¬įC) durante aproximadamente 50-60 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio. Permite que el pastel se enfr√≠e por completo antes de cortarlo y servirlo.

Cada porción del Pastel de Cereza Crisp es una deliciosa combinación de bizcocho esponjoso, cerezas ácidas y un topping crujiente. ¡Es un postre que te hará repetir una y otra vez!